Virginia, una emprendedora con Espina Bífida

Soy Virginia González una chica de 27 años que nació con Espina Bífida Mielomeningocele e Hidrocefalia. Esto es solo un detalle minúsculo y anécdota de mi vida. Anécdota como cualquiera otra y que cada uno tiene a su manera y que le ayuda a construir su vida y formarse como persona. Como os decía, aunque es una cosa que me ha acompañado toda mi vida es algo que siempre he luchado para que no me condicione para lo que realmente quiero y persigo. Desde pequeña siempre he querido crear mi propia empresa o desarrollar una idea que pueda servir o ayudar a los demás; es por ello que decidí realizar la carrera de Administración y Dirección de Empresas Bilingüe.
Desde que comencé la licenciatura he impartido clases de refuerzo escolar, inglés y francés algo que nunca antes me había planteado pero que descubrí apasionadamente. Por otro lado, viví un año en Londres (gracias a la beca Erasmus) ¡una experiencia increíblemente recomendable! Tras acabar la carrera me sumergí como todo el mundo en el gran trabajo que es la tarea de buscarlo, pero no tuve buenos resultados. Fue entonces cuando en 2013 empezó a cobrar fuerza la idea de materializar mi sueño (empresa + enseñanza de idiomas) una academia de clases particulares: Learnacademy!
Tras unos años aprendiendo mucho de cómo funciona la dinámica empresarial y pedagógica decidí hacer a distancia el grado en Pedagogía (compaginando las clases con los estudios) con el fin de aprender y desarrollar las mejores habilidades para desempeñar en la enseñanza.
Durante estos 27 años, puedo decir que he aprendido muchas cosas, pero una de las más importantes es lo importante que es luchar por las cosas que quieres y que te hacen feliz, ¿Qué si es difícil? Por supuesto, pero para nadie es fácil, es más me atrevería a decir que en algunas ocasiones cuanto más complicado más gratificante son los frutos que recogemos. Es por ello que debemos de sacar el mayor partido que podamos a nuestro tiempo que las cosas no tan buenas vienen solas…
Por que como dijo Forest Gump “la vida es como una caja de bombones y nunca sabes la que te va a tocar”, pero sí está en tu mano diseñarla y vivirla de la manera que te guste porque al fin y al cabo no deja de ser una caja de bombones ¿quién iba a despreciarla? ¡Yo desde luego no!
Me gustaría despedir este post con una reflexión de la misma película “Aquel día, sin ninguna razón en particular, decidí salir a correr. Corrí hasta el final del camino, y cuando llegué, pensé que tal vez podía correr hasta el final del pueblo. Y cuando llegué, pensé que tal vez podía correr hasta el condado de Greenbow. Noté que, si había llegado tan lejos, tal vez podía correr a través del gran estado de Alabama…” No lo olvides ¡los límites solo te los puedes poner tú!

Anuncios

Un pensamiento en “Virginia, una emprendedora con Espina Bífida

  1. Enhorabuena Virginia!
    Te deseo que sigas consiguiendo tus metas con esa Fuerza que te hace tan Especial!
    Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s